• Home
  • Porches de madera. Evolución, anatomía y evaluación.

Porches de madera. Evolución, anatomía y evaluación.

Hablando desde un término funcional, los porches de madera son utilizados para cubrir la entrada de una casa de la intemperie. Sin embargo, hay muchos porches de madera que están abiertos, por lo que van a estar durante toda su vida expuestos a las inclemencia climatológicas y al uso por parte del factor humano, por lo que van a sufrir un desgaste y un deterioro que hay que ir manteniendo a lo largo del tiempo.

Desde el punto de vista del diseño, los porches de madera hacen que la entrada de una casa pueda llegar a tener una personalidad propia, dando estilo, elegancia y diseño a un espacio que sin el porche, no tendría nada que ver. Se puede crear un espacio en el exterior que es perfecto para disfrutar en las noches de verano con buena compañía o bien para leer un libro o tomar un café.

En este artículo vamos a tratar de explicar los distintos tipos de porches, la evolución histórica del mismo y ayudarte a encontrar posibles problemas o deficiencias en el porche.

Este es el primero de una serie de artículos dedicados única y exclusivamente a los porches donde vamos a ver que porche puede ser ideal en función del clima, ver que tareas hay realizar para el mantenimiento de un porche, posibles acciones a proceder en la reparación de un porche, etc.

Evolución histórica de los porches de madera

En la época de la América colonial se hacen eco del tipo de viviendas en Gran Bretaña, esta vivienda cuenta con una extensión de la casa con un techo que está realizado a dos aguas, que está compuesto por dos faldones unidos en el medio, de esta manera consiguen proteger la entrada de la vivienda, ya sea este porche cerrado o abierto. El término porches proviene de la derivación de la palabra del latín Porticus.

porche de madera colonialLos porches son conocidos también con el nombre de pórtico cuando el mismo esta sostenido por columnas, estos en términos generales fueron construidos para respetar los detalles de la arquitectura clásica en las casas más elegantes. Normalmente estaban cerrados  con puertas y adornadas con bancos, a menudo se les nombraba con el nombre de escalinatas (término proveniente del holandés y que significa porche de paso), que se realizaron con diseños a menudo que iban desde el interior hasta el exterior, este tipo fue especialmente popular en Nueva York y en las colonias del Atlántico medio.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX los porches de madera techados al estilo de un cobertizo se hicieron más comunes, a estos se les ha denominado  plazas, este nombre era el que tenía por aquel entonces en Inglaterra. Este nombre sigue siendo bastante popular en algunas zonas de América del Norte, en realidad es una adaptación del término italiano que se utiliza para nombrar a un espacio abierto. Un término alternativo para un porche abierto es el de terraza, este término refleja la influencia británica en el subcontinente indio.

En las zonas coloniales francesas es frecuente encontrar casas que se construyen con techos muy amplios y que se extienden mucho más allá de las fachadas creando porches que rodean toda la casa, este tipo de porche es denominado galería, también en la zona colonizada por los españoles es muy típico encontrar porches de madera.

Terminando 1700 y al comienzo del 1800 este tipo de estructura se hizo mucho más común en las grandes ciudades como Filadelfia o Boston. Tanto en América del Norte como en América del Sur Se añadieron porches con columnas que han sido realizadas con diseños clásicos para generar una mayor importancia a edificios públicos, hoteles de gran prestigio y mansiones de los magnates de la época. Este estilo continúo a mediados del siglo XIX y se llegó a convertir en el modelo arquitectónico predominante en muchos lugares de América del Norte.

Estos porches de madera se convirtieron en todo un símbolo de identidad y su evolución ha sido muy favorecida por la industrialización de los países desarrollados. Debido a las mejoras de la producción implementando la producción en masa ayudaron en cierta medida al desarrollo industrial de una forma intrínseca, ya que la sociedad alcanzo un mayor volumen económico con un mayor tiempo libre donde poder gastar el dinero que generaban.

porche americanoDebido al creciente nivel económico y al enriquecimiento de la clase media y gracias a los diseños publicados de diversos arquitectos de porches de madera, la población se fue creando cada vez porches más sofisticados y con un mejor material que podrían llegar a ser considerados porches de lujo.

En este momento, los catálogos de carpintería y los libros de patrones de los constructores ofrecen una amplia gama para poder escoger entre una multitud de diseños en las distintas partes que componen un porche. Esto combinado con la producción en masa que se había instaurado en todo el sistema social de la época hizo que sea más económica la producción de las distintas alternativas existentes de los porches de madera, alcanzando cada vez a una población más numerosa y con ganas de tener su porche en casa. Debido a todos estos factores se podía modernizar hasta las casas más antiguas con la colocación de un añadido que le genera elegancia, siendo estas estilizadas con las últimas tendencias del momento. Todos estos cambios culminaron con los grandes porches, muy decorados, con el estilo tan conocido de la Reina Ana.

En la segunda mitad del siglo XIX los porches de madera tuvieron su época dorada. El papel que jugaba en la sociedad aumento, ya que se trató a los porches como una extensión del propio hogar, creando un segundo salón donde poder realizar vida al aire libre estando incorporados en el paisaje. A menudo estos porches están parcialmente proyectados por árboles, generando una mayor integración con el paisaje y una mayor intimidad teniendo lugares donde podías tener citas discretas sin ser observados por el exterior, de esta manera cumplía una función social en un mundo donde imperaba el protocolo y la apariencia.

Se hizo tan popular el uso de los porches que una gran parte de la población incluyo el estar sentado en el mismo como parte de su rutina diaria, integrando esta maravilla de la arquitectura en la vida cotidiana y social de la época.

A principio del siglo XX, el movimiento social que existió respecto a la higiene, hizo que el poder acceder al aire libre te ayudaba y prevenía enfermedades como la tuberculosis y contribuyo a utilizar el porche para dormir y de esta manera estar en casa, pero durmiendo al aire libre, este tipo de porches se encontraba en términos generales en las segundas plantas de las casas junto a los dormitorios para tener un acceso privado al mismo. Pero debido a esto también se sufrió el efecto de los distintos insectos que están presentes en las noches de buen tiempo, entre estos insectos predomina el insecto que puede transportar consigo enfermedades como la fiebre amarilla y la malaria.porche de madera

Debido a esta serie de factores, el porche sufrió un gran declive durante el siglo XX, a medida que el automóvil se hacía más popular y permitía a la gente salir de casa realizando trayectos cada vez más largos y por encontrar lugares de entretenimiento y relajación sin tener que depender del porche que está ubicado en el hogar, de esta forma el porche de madera empezó a perder toda la importancia que tuvo en su época dorada, también hay que sumarle diversos factores como los cambios arquitectónicos y sociales; el uso del teléfono, hizo que se pudiese hablar con familiares y amigos sin tener que estar en contacto directo con ellos, sin necesidad de tener ese punto de reunión que anteriormente era el porche en la gran mayoría de ocasiones.

Después de la Segunda Guerra Mundial, se empezó a omitir la creación de los porches en los hogares, realizando patios en la parte trasera del hogar donde te ofrece realizar las mismas actividades al aire libre de una forma más privada, pero aun así estos porches delanteros se han realizado en muchas ocasiones en las partes traseras por la funcionalidad de los mismos y las diversas oportunidades que te ofrece.

Finalmente con la incursión en el mercado del aire acondicionado y la televisión hizo que la época dorada de los porches tocará a su fin.

La Anatomía de un pórtico

Anatomia del porche

a. Pie del porche, este penetra en el suelo, es posible utilizar el mismo sistema que para la estructura de la casa y las columnas.

b. Encuadre creado para el cubrir el revestimiento exterior del suelo.

c. Suelo.

d. Madera que cubre entre la estructura y el suelo.

e. Pilar que soporta parte del peso del techo.

Entrepisos.

f. Tabla de encuadre.

g. Friso.

h. Cornisa

Barandilla del techo

i. Pilar de fijación de la barandilla

j. Columnas de la barandilla.

k. Pasador de la barandilla.

l. Riel inferior de la barandilla

Barandilla alrededor del suelo

m. Pasador de la barandilla

n. Balaustres de la balaustrada

o. Riel inferior de la barandilla

Estructura de la base del porche

p. Viga que descansa sobre los pilares y sirve de apoyo.

q. Base de apoyo de la viga.

r. Viga que cruza y apoya en la principal, sobre estas se pone el suelo.

Estructura del techo.

s. Vigas del techo, donde se colocan las placas de soporte.

t. Placa donde descansa las vigas del techo.

u. Viguetas o sistema estructural del techo.

Evaluar el estado de un porche de madera

Si estás pensando en reparar un porche ya sea en tu casa o en la de algún familiar o amigo lo primero de todo es evaluar el estado actual de dicho porche, ya que va a ser fundamental para saber el estado en el que se encuentra y las reparaciones que necesita.

Esta evaluación va a resultar más sencilla en la medida que el nivel de mantenimiento haya sido mayor con un registro de trabajos realizados sobre él.  Sin embargo, en la mayoría de los casos, nos debemos de basar en los exámenes físicos que les podemos realizar y como mucho en notas sueltas, fotos o bocetos de cuando fue construido.

Los porches que son más antiguos, se han construido como tónica general, con materiales de calidad y con las técnicas adecuadas. Una prueba de esto es que no es raro encontrarte con algún porche que tiene más de 100 años y de estos el mayor deterioro se debe a un mal mantenimiento.

Una vez realizada esta pequeña introducción vamos a pasar a las preguntas básicas que debemos de hacernos a la hora de realizar la evaluación de un porche:

¿Cómo se ha construido el porche?

No es habitual encontrarse con un porche que se ha construido de forma independiente a la casa, normalmente suele crearse cuando la casa se construyó siendo el mismo una prolongación de la fachada y el techo. También es verdad que el porche se ha podido construir después que la casa y que haya sujetado a la estructura de la casa para asegurar su fijación y seguridad.

Es muy importante la sujeción del porche, ya que si este está con pilares que enmohecidos o en esta de putrefacción pueden hundirse provocando desprendimientos en la fachada o en el tejado de nuestra casa, muchos de estos porches que están realizados junto con la casa o edificio pueden estar sujetos a lo largo de la fachada y en pilares clave que pueden poner en riesgo la integridad del edificio en general si el porche llega a hundirse.

¿Los materiales utilizados para ser los pilares y el suelo y el techo del porche están en buenas condiciones?base astillada

La estructura de los porches de madera deben de guardar una coherencia a todos los niveles, no pueden tener un techo muy pesado con una base poco sólida o poco estable por ejemplo. Por lo tanto, es imprescindible a la hora de evaluar el estado de un porche observar el estado de las partes bajas de los pilares que lo sujetan y la base del suelo que esta construido ya que posibles grietas en cualquiera de estos elementos puede ser un serio problema con el paso del tiempo, ya que estas son derivados de problemas como pueden ser la putrefacción de la madera de forma significativa, o la evidencia de plagas de insectos que estén afectando a la madera. Un problema estructural de este tipo puede llegar a desembocar en el hundimiento del porche por completo o parcialmente.

Cuando nos encontremos con esta serie de problemas y si no somos expertos en la materia es muy recomendable contactar con algún experto como puede ser un arquitecto o un carpintero especializado en la materia. Para realizar una evaluación de forma adecuada cuando nos surja este tipo de problemas es posible que se necesiten alguna capa del revestimiento de los pilares afectados para realizar un estudio con el mismo y determinar posibles problemas que pueden aparecer.

¿En qué condición se encuentra el porche de madera?

Las fijaciones con las que se ha realizado el porche puede ser una continuación del suelo con una capa de mampostería, anclándolos con tornillos pasantes o a través de encajes de madera, o una combinación de los mismos. El desmoronamiento de las juntas de mortero en la capa de mampostería o donde está descansando las vigas puede hacer que el porche tenga unas graves deficiencias que hay que cubrir. Lo que puede ser las zapatas de cimentación profunda en la casa deberán de ser piedras o bloques de cemento bien asentados en el tejado de la casa donde empieza el porche o en la fachada, esta base debe de ser lo suficientemente sólida como para conseguir sujetar al porche a lo largo de la vida de la vivienda construida.

Si aparece algún olor a moho o empiezan a crecer hongos en la madera bajo el pórtico es un indicativo de que la circulación del aire ahora mismo es muy deficiente y se están dando las condiciones idóneas para conseguir la descomposición de la madera en un periodo de tiempo relativamente rápido. Esto se puede deber también a una serie de factores que podemos provocar nosotros de una forma inconsciente, como puede ser tener el tubo de la secadora que echa aire caliente y húmedo debajo de la cubierta del porche. El espacio de las salidas de aire que están de forma original en la casa en los lugares más insospechados nos pueden crear un ambiente húmedo en muchas ocasiones que no deseamos y que nos pueden traer problemas como los comentados anteriormente.

¿Tiene  una base sólida el techo sobre las columnas en las que se apoya?

base de mamposteriaLos pilares o columnas son en general los distintos apoyos que tienen el techo de un porche o una terraza.  Hay que tener la certeza que estos pilares están bien construidos para que su funcionamiento sea el correcto, aunque se deteriore con el paso del tiempo  tiene que ser lo suficientemente seguro para soportar el peso que se le destine. Aunque las uniones del porche de madera con el techo se hagan en términos generales con madera, también puede estar construido con mampostería o algún tipo de metal o incluso una combinación de materiales.

Las columnas grandes suelen ser construidas de madera con líneas verticales imitando a los barriles, sin embargo las que son de menor envergadura suelen tener un aspecto sólido y resistente.

Otro motivo que puede afectar a el apoyo del techo puede ser el hundimiento parcial de la cubierta inferior o el tener una base que no sea todo lo sólida que necesita ser para construir encima de ella un porche, debido al paso del tiempo y las condiciones climatológicas hacen que los pilares de madera se hayan agrietado por el agua, en particular estos efectos suelen darse en la base  o en el extremo inferior del eje. Es normal encontrarse con pórticos antiguos que tienen parches o que incluso las bases de apoyo han sido reemplazadas.

¿Es eficaz el sistema de techado y el drenaje del agua para mantener al porche seco?

Los porches originalmente han sido diseñados como vía de escape del agua, esto significa que evacuarán el agua de una forma fluida sin generar bolsas que puedan llegar a saturar a la madera. Generalmente en los climas húmedos prolifera la aparición de hongos y hace que la madera tenga muescas ya que dichos hongos hacen que la madera se pudra.

Si en el techo hay pintura descascarillada es un síntoma de en el tejado hay una filtración, que estén las bajantes obstruidas, esto puede provocar que el agua drene a través de alguna zona de la estructura del porche provoque un deterioro más pronunciado.  Los porches que están muy inclinados hacen que el achicamiento de las aguas se puede llegar a producir en el propio suelo del porche, provocando un deterioro muy acelerado.

¿En qué condición está el suelo?

El componente que más sufre por el desgaste es sin duda el suelo. Normalmente el desgaste y la putrefacción del suelo empiezan en los extremos del porche que están más expuestos a la intemperie. En el suelo se debe de realizar revisiones con frecuencia debido a posibles descascarillamientos, el estado de la madera, y de las sujeciones o tablas astilladas.

El deterioro del suelo puede empezar por múltiples acciones,  como puede ser el uso de la manguera de forma habitual para quitarle la suciedad o la colocación de una maceta sin las barreras adecuadas para la humedad. Si tienes leña almacenada en el porche puede atraer humedad de forma continuada, y si tenemos una casa para los insectos puede ser un serio problema para el porche. Los tapetes y las alfombras gruesas también acumulan humedad que provoca una aceleración en su deterioro.

¿Muestra signos evidentes de descomposición en general?

La madera de los porches puede ser deteriorada por múltiples factores, como pueden ser la descomposición por hongos, las plagas de insectos o la luz solar. El deterioro puede estar presente en aquellas zonas donde sin estar expuestas de una forma directa a los factores climatológicos sí que pueden afectar gravemente sobre su conservación esto puede ser mostrado detrás de las molduras  o a través de juntas abiertas, por ejemplo.

La visualización de rayas oscuras, decoloración y la pintura descascarillada en un porche que está terminado está mostrando el exceso de humedad que tiene dicho porche, en ocasiones es necesario quitar varios tableros para llegar a la raíz del problema y asegurarse que este no se ha extendido a la estructura de la casa. Ver senderos de hormigas carpinteras es otro signo de putrefacción del porche, ya que están comen la madera húmeda que está en descomposición.

Cuando la pintura está en un estado inadecuado, la madera que este expuesta a la luz va a sufrir un deterioro, normalmente suele ser la decoloración de la madera. Si intentamos solucionar esto sin lijar o raspar la madera podemos hacer que la pintura que se extienda en lo alto no se adhiera de una forma adecuada.

¿Hay grietas en la madera o están las juntas abiertas?

Las fijaciones que están herméticas son las que van a mantener el agua fuera de la estructura del porche.  En las juntas de los distintos tableros individuales y en las articulaciones de las estructuras pueden resultar un importante problema con el paso del tiempo.

Las grietas se originan principalmente por el movimiento y la penetración del agua en la estructura interna.  Los movimientos originados por debajo de la estructura de madera pueden originar un cambio de posición de las juntas individuales y por tanto sobre la base, llegando a romper la fina película que suele estar en las distintas juntas de las articulaciones de la estructura.  Esta situación suele ser más frecuentes en los porches que están elevados, cuando las condiciones del suelo sufren grandes cambios estacionales en lo referente a la humedad.  Los distintos cambios en el nivel de humedad, o humectación, son los secados repetidos o los cambios de humedad estacional que desembocan en una más que notable contracción y expansión de la madera, esto ofrece espacios por donde puede filtrar el agua.

¿La descamación de la pintura puede indicar problemas más profundos?

La capa de pintura que cubre toda la madera del porche es la primera línea de defensa contra la humedad que provoca que la madera se pudra.  Con el paso del tiempo, las grietas en la pintura pueden permitir que el agua se filtre, haciendo que el agua llegue a la madera sin ninguna barrera. Con esto se empieza a producir la descamación cerca de la zona por la que se filtra el agua, normalmente empieza por las juntas (que también las deja abiertas) que es donde la pintura se ha rayado o raspado.